viernes, 13 de octubre de 2017

REPORTAJE A LORENZO JOSÉ LUENGO GANADOR DEL 1° CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA EN HONOR AL VINO

 El jurado Internacional del primer Certamen de poesía en Honor al Vino, falló, declarando ganador al poeta argentino Lorenzo José Luengo con la poesía “Poema y silencio”. Hoy tenemos el agrado de realizarle un pequeño reportaje para conocer algo más de su vida como poeta.


 
 
Cómo definiría el arte poético?
La poética, como lo artístico ha tenido, tiene y tendrá definiciones desde todos los tiempos. Grandes hombres de las letras universales han escrito textos magistrales al respecto.
Puedo ensayar una definición “casera”, nada científica, poco artística y menos estética.
Entiendo el hacer poesía como un indagar en el mundo de las palabras cuál de ellas expone de mejor forma la idea que queremos expresar. Es una búsqueda en el lenguaje desde el pensamiento que indudablemente matizará de una estética determinada el resultado: una obra poética.

Podría relatarnos un poco de su autobiografía literaria?
Escribo poemas, cuentos, relatos, alguna que otra novela. He publicado dos libros de poemas y cuentos. Muchas letras de mi autoría tienen relación con el género identificado con “la copla” que habla del costumbrismo regional, esto ha determinado que algún intérprete folclórico ha musicalizado esas coplas.
Cuando un tema de la vida cotidiana me interesa escribo sobre el mismo, esto me ha llevado a expresar sobre varios asuntos y a intervenir en algunos certámenes literarios, siempre optando por temas que me interesen especialmente, donde está presente el hombre y su paisaje, interior y exterior.

Qué lo atrajo del mundo de las letras?
Primero, sin ser una sentencia creo que todo surge desde la lectura, en mi caso leer “de todo un poco”, es el origen, en mi caso ineludible. Claro que leer textos de grandes escritores no significa automáticamente escribir bien. Más bien puede ser un disparador, un motivador. Invitación a la gimnasia de la palabra escrita, una maravillosa aventura.
Expresar algo, un sentimiento, algún estado de ánimo. Las distintas geografías que transitamos día a día. Escribir tal vez fue en principio un “ayuda-memoria”, retener en un papel algo que me ha conmovido o simplemente interesado.
Cómo definiría su estilo poético, y que poetas influyeron en su escritura?
Me identifico con el coplero, el que dice algo de lo que pasa en su cotidianeidad. Me interesan indudablemente, los múltiples asuntos que ha tratado y trata la poesía universal. Lo que escribo está más cercano al relato en versos que a una incursión profunda por la filosofía. La explicación de lo que escribo se puede encontrar en la misma escritura, creo que donde mas cómodo me siento es cuando digo lo que quiero decir con palabras propias del hablar coloquial, de lo que dice el pueblo en su exponer diario.
Qué poesía u obra poética adoptaría como bandera si tuviera que decidir?
Son muchos los textos, para elegir arbitrariamente uno local, dejando afuera muchísimos; el Santos Vega de Rafael Obligado.
Desde su comienzo cómo ve la transformación de su poesía a través del tiempo?
En casi toda escritura, hay un buscar permanentemente que decir y cómo hacerlo. Esto lleva, como en todos los aspectos de la vida, a un cambio. Básicamente los años de leer y escribir, en mi caso me han llevado a explorar el uso de la palabra y el incontable sentido de las expresiones.
Usted  considera que se nace o se hace escritor?
Puede ser que llegar al mundo dotado de cierta sensibilidad nos incline hacia la escritura. Indudablemente el oficio lo da el estudio y la investigación, sin olvidar que a escribir se aprende escribiendo.
Qué concejos le daría a un joven escritor?
Primero la lectura, esto no nos determina, solo nos introduce en un mundo que nos llevará posiblemente a nuestras letras. Incursionar el universo de la palabra escrita por otros o por nosotros es un hábito que seguramente llegará para quedarse.
 Cómo ve el camino para editar?
El oficio de escribir, se cristaliza en el libro. Esto ya está dentro del mundo de lo económico. Creo que debemos hacer todo el esfuerzo para que las obras de nuestra creación lleguen a la consideración de la gente, pues además de lo que en sí mismo puede significar el conocimiento y reconocimiento de nuestro trabajo, la devolución, la opinión del lector, están entre las mejores experiencias del oficio.
Qué espera lograr desde la poesía?
He logrado que usted y yo nos encontremos hoy reflexionando de estos temas, casi le puedo decir amigo que no pido nada más.
Cuál es su libro de cabecera y que libros recomienda leer?
Al respecto, quizá esquivando esta respuesta, más que de obras, diré algo de autores.
Carlos Mastronardi, fue un poeta y ensayista entrerriano, ya desaparecido, cultor de un estilo perteneciente a la rama del naturalismo criollo, impecable narrador, del hombre, el paisaje y la tierra, dueño de un lenguaje depurado y simple.
Así mismo, poetas populares como los bonaerenses Atahualpa Yupanqui y Hamlet Lima Quintana o el mendocino Armando Tejada Gómez. En fin, tantos otros.
En este “leer todo”, doy un lugar importante en mi biblioteca a Jorge L. Borges de quién no se habla mucho en su faz poética, a mí entender extraordinaria.

Utiliza los nuevos canales de difusión cibernética?

Sin duda, la tecnología usada como ventana de y al mundo es una herramienta imprescindible en estos tiempos. La Internet, las redes sociales, los medios audiovisuales, cada día nos dan una inmediatez con el acontecer de todas las latitudes, una forma de informarnos y comunicarnos. Como sucede en nuestro diario camino decimos, “hay de todo”, dentro de esas mega redes de información, quedará en nosotros seleccionar lo que vemos, leemos y escuchamos. Esa cultura que  recibimos o emitimos puede ser generadora de intercambios de diálogos, ideas, entendimiento, solidaridad, paz y justicia entre los pueblos que; bastante falta nos hace en estos días. Gracias.

REPORTAJE A ANDRÉS NORBERTO BAODOINO GANADOR CERTAMEN NACIONAL DE POESÍA DEL BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA


El poeta Argentino Andrés Norberto Baodoino con su poesía: Feliz día mi tierra, doscientos años libres resultó ganador del único Certamen Nacional de Poesía del Bicentenario de la Nación Argentina, hoy presentamos un reportaje en el que expresa sus ideas y su vida literaria.




Cómo definiría el arte poético?
Una situación, una imagen, un objeto, es el disparador para la escritura poética donde se mezclan sentimientos, estados de ánimo o la manera de ver la vida. Es la manifestación del espíritu del escritor en el mismo instante en que llega la inspiración.
Dice Huidobro: “El poeta es un pequeño Dios”. La poesía es la creación del poeta.


Podría relatarnos un poco de su autobiografía literaria?
De pequeño me gustó expresarme más con la escritura que con la palabra. Recuerdo que, en la escuela primaria, para los actos patrios nos hacían escribir sobre el tema. Varias veces eligieron alguna de mis frases u oraciones para usarlas en la representación, lo que me hacía sentir importante por el elogio de la maestra o algún compañero. Ya de adolescente me incliné por la poesía. Siempre me consideré un romántico y fue una manera de exteriorizar mis sentimientos.
Comencé a escribir poemas con rimas, me gustaba la expresión que surgía y cómo se sentía al leerla. Ya más adulto, comencé a leer distintos escritores famosos; pude entender más a la poesía y lo que ella expresaba. Pero algo me molestaba: El no comprender la métrica. Me inscribí en un taller literario y pregunté a escritores que sabían del tema. El estilo que más me gustó fue el soneto.
Un día seleccioné varios escritos y edité mi primer libro como edición del autor. Animado, participé de un concurso literario, y otro, y muchos más. Resultado: gané varios primeros premios en poesía y algunos en cuentos. Pero lo que siempre me satisfizo y satisface, es qué para mí, escribir un poema es la manera perfecta de expresar mis sensaciones: amor, alegría, tristeza o dolor. Una manera de conectar mi yo interior con esa hoja en blanco delante de mí.



Qué lo atrajo del mundo de las letras?
De niño, la magia y la fantasía de los cuentos. “Las mil y una noches”, las aventuras de Julio Verne, “La isla del tesoro”, las historias de piratas y toda la imaginación posible volcada en un libro.
De joven, mi romanticismo y el descubrir la poesía. Como dije anteriormente, la forma de sentirme identificado con algún poeta, y poder yo mismo expresar mis sentimientos.
.
Cómo definiría su estilo poético, y que poetas influyeron en su escritura?

Mi estilo poético diría que es romántico, con el uso de imágenes literarias para despertar interés en el lector. Es decir que se involucre en el texto tratando de entender que quise expresar.

Después de leer la rima LIII: “Volverán las oscuras golondrinas…” Gustavo Adolfo Bécquer. Neruda con “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”. En cuentos Edgar Allan Poe.


Qué poesía u obra poética adoptaría como bandera si tuviera que decidir?
Amor eterno, Bécquer.

Desde su comienzo cómo ve la transformación de su poesía a través del tiempo?
De la simpleza de la poesía libre a lo formal y sistemático de la poesía con métrica, de los escritores casi desconocidos a los más grandes de la literatura, sin dudas uno se va cultivando y aprendiendo. De esta manera fui evolucionando y perfeccionando mi escritura.


Usted considera que se nace o se hace escritor?
Para toda actividad o profesión en la vida uno debe tener ese gen especial que lo caracteriza. Pero sin dudas a través del conocimiento, aprendizaje, lectura y muchas ganas de desarrollar esa veta, es como yo, en lo personal, pude desarrollar mi escritura.

Qué concejos le daría a un joven escritor?
Leer a escritores con distinto estilo. Tener muchas ganas de profundizar y desarrollar ese sentir que cada uno lleva dentro. Siempre hay cosas que aprender, hasta los más grandes, esos genios tocados por la varita mágica leen a sus pares.
Descubrir cuál es la escritura con la que se identifica y en la que se siente mejor, para que pueda disfrutar al hacerlo.


Cómo ve el camino para editar?
No es fácil llegar. Para tener una editorial que nos publique hay que recorrer un largo camino y tener muchas aptitudes. De todos modos, la edición del autor es un buen comienzo (más allá de los costos que significa publicar un libro) para ver plasmado lo escrito y compartirlo con otros.


Qué espera lograr desde la poesía?
Satisfacer mi necesidad de expresarme. Lograr que alguien se identifique con lo que escribo y lo sienta como propio.


Cuál es su libro de cabecera y que libros recomienda leer?
No tengo un libro en especial. Depende del momento y mi estado de ánimo. Lo mismo me pasa con la música. Leo a Borges o a Cortázar, a Benedetti o García Márquez. Si se trata de novelas, me gustan que tengan algo de misterio que en verdad me atrapa, como las de Agatha Christie. Otras con
realismo, aunque se contrapone con la romántica. ¿Una contradicción? No, si bien me gusta la poesía y la novela romántica, dependerá como dije de mi estado de ánimo y de ese momento.
Recomendar no, creo que es algo muy especial de cada lector en gusto y estilo.



Utiliza los nuevos canales de difusión cibernética?

 Por el momento no los ultilizo.






jueves, 12 de octubre de 2017

REPORTAJE AL POETA ALBERTINO CLAUDIO ARMANDO PÉREZ GANADOR DEL I CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA A DIEGO ARMANDO MARADONA

Cómo definiría el arte poético?
El arte poético es la búsqueda de la belleza o el oficio de lo bello en un mundo extraño y hostil.  
Podría relatarnos un poco de su autobiografía literaria y qué lo atrajo del mundo de las letras?
Fin del año 1988, disgustado con el mundo en que vivía, y habiendo leído casi toda la obra de Ernesto Sábato, fui a buscarlo, cual sediento que vislumbra un oasis en el desierto. Le dije, textual, Don Ernesto, este mundo es una mierda, quiero ser escritor.
Don Ernesto sonrió, me abrazó, y me hizo pasar a su casa de Langeri 3135 de Santos Lugares. Me preguntó qué libros había leído. Le dije de varios, entre ellos Cien años de soledad, Rayuela, etc, etc, y le dije los de su autoría, y que me faltaba Abbadón el Exterminador, y me contestó: "No, los mío no, que no sirven para nada".
Lo he tratado mucho, no creo que exista en el mundo un hombre más humilde que Ernesto Sábato. Después te cuento otra anécdota. Me dijo "bueno, vos querés ser escritor, yo te voy a comenzar a dar obras que tenés que leer sí o sí disciplinadamente. Ahora verás que era una disciplina caótica. Me dio: Los Diálogos de Platón, pero completos, me advirtió; no De la República nada más, como hacen la mayoría que leen a Platón, que es el de menos valor. Y esa primera vez me dio tres libros más, entre ellos El Trueno entre las hojas, de Roa Bastos. Me dijo "los libros tenés que comprarlos, sí o sí, y guárdalos para toda la vida. Me señaló "acostúmbrate en las primeras dos o tres hojas en blanco del libro a hacerte tu propio índica. Por ejemplo pon página 11 Platón dice de la virtud tal cosa, así dentro de unos años no tienes que leerte todo el libro para encontrar una frase que te anda rondando en la cabeza que sabes está en ese libro u obra". Eran 4 o 5 obras por ves que me daba. Siempre pasaban 45 o 60 días hasta que podía volver a llamarlo para ir a verlo y me siga dando libros para leer. Sábato apuntaba a los clásicos. Varias veces me dijo "para instruirse hay que ir a los clásicos, porque clásico es ser aprobado por varias generaciones" Me formó de modo ecléctico. Y de los cuatro o cinco libros que por vez me daba, te saltaba de Suetonio a Camus, de Aristófanes a Sarte, de San Agustín a Gide o el Dante. Te saltaba del siglo V antes de Cristo a Galeano.
Así 21 años hasta su muerte, y nunca me dijo "a ver, tomá un papel y escribí algo que quiero ver cómo escribís". Era un convencido que para escribir algo bueno tenías que tener un buen bagaje cultural. La primera novela de él (La fuente muda) la quemó. Y él sabía que Borges se horrorizaba cuando le decían que habían leído los dos primeros libros que publicó. Sábato vivía a una cuadra y media de la estación de trenes de Santos Lugares. Tres veces me acompañó caminando hasta la estación. Una vez lo conoció una mujer, que lo abrazó y lo besó, y le dijo "grande maestro", bueno, bueno, dijo él. Y cuando nos alejamos caminando me dijo ¿maestro en qué? Un fenómeno increíble Don Ernesto. La esposa, Matilde, era buenísima y escribía poemas. Ernesto Sábato me hizo leer todo Cicerón, que comenzó a escribir filosofía al morirsele una hija en el parto. Cicerón dice, entre otra de las tantas verdades "es deber de todo hombre saber de historia". Leer Rousseau, su Contrato Social, el uno para todos y todos para uno, tan olvidado en estos tiempos. Leer su Emilio o la educación, extraordinaria obra. Y leer El Diccionario Filosófico de Voltaire.
Respecto de mi estilo, me defino como el poeta de la utopía. No tengo problema con los géneros. Sábato me dijo una vez "es bueno para el escritor no tener problema con los géneros". Influyeron en mí los clásicos de todos los tiempos. El Averno del Dante es fascinante. Virgilio es extraordinario. Cervantes... fue el mejor humorista de la humanidad.
El poema que más me gusta es Timón de Atenas, de Shakespeare.
Creo que mi obra mejora a través del tiempo. Y uno no tiene que estar conforme nunca con su obra, tal como Virgilio. Para mí poeta se nace y se hace.  Yo daría como concejo leer 20 o 30 años antes de escribir. Si no se lee cinco o seis horas por día, el escritor o la persona no tiene prosa, menos poesía.
Editar es muy difícil, porque Argentina es un país que desdeña la cultura. Con dejar dos o tres obras que perduren en el tiempo me conformo. Sábato me dijo "lo más difícil es perdurar en el tiempo, de allí ir a los clásico, lo seguro. Recomendaría leer Los Diálogos de Platón, completos, La Odisea, La Ilíada, Los Nueve Libros de la Historia de Heródoto, La Eneida, El Demonio de Sócrates de Apuleyo, La Ciudad de Dios de San Agustín, el hombre más culto del mundo, sin duda, La Divina Comedia, leer todo Shakespeare, leer el Quijote, que era el primer libro que censuraban los dictadores, leer Las Venas Abiertas de Galeano y leer Los Profetas del Odio de Jauretche. Y después suicidarse.

No utilizo los nuevos canales de comunicación

REPORTAJE AL POETA Y ESCRITOR LUIS FERNANDO AZAMOR GANADOR DEL CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA EN HOMENAJE A PINOCHO

Hemos realizado este interesante reportaje a Luis Fernando Azamor, ganador del "I Certamen Internacional de Poesía en Homenaje a Pinocho" con su poesía "Giovanni y Gepetto", reside en Zárate, Provincia de Buenos Aires, Argentina.  





¿Cómo definiría el arte poético?
Decir “arte poético” es redundancia: no hay arte que no lo sea, y la propia poesía (la clásica lira literaria) tiene su raíz expresiva, pasional, como toda actividad artística. Ahí vamos entendiendo la visión de la poesía en su función literaria. Es importante rescatar el factor final, común a todas las ramas del arte: el espectador. En el teatro, la música, la danza, la pintura, a veces el artista puede observar al espectador y percibir su reacción… La poesía es un mensaje en una botella que deriva por playas lejanas y quien la encuentra casi nunca está ante el poeta que quizás ha convocado con acierto a la emoción.

¿Podría relatarnos un poco de su autobiografía literaria?
Empecé a escribir poesía en la primaria, a los doce años… Dos años después comencé con la narrativa. Integro la Sociedad Argentina De Escritores y he escrito teatro, novela, guión de cine, cuento, ensayo y poesía.

¿Qué lo atrajo del mundo de las letras?
Soy lector. Eso explica todo. Los lectores nos conocemos y “lo que estamos leyendo” suele ser el tema de conversación… Básicamente leo “Literatura”, pero también me gusta acercarme a ciencia, política, historia…
¿Cómo definiría su estilo poético, y que poetas influyeron en su escritura?
Soy un mal poeta pero pongo corazón en mis letras. Nadie piense que hago falsa humildad, digo que soy malo como poeta pero soy bueno como narrador. Cuando escribo poesía es por una necesidad urgente, una total desesperación por decir, expresarme, que no puede aguardar.

¿Qué poesía u obra poética adoptaría como bandera si tuviera que decidir?
Para mí, toda la magia de la poesía la logró Martí en “La rosa blanca”, es la voz de un hombre del amor. No casualmente José Martí y Alfonsina son mis poetas más amados.
¿Desde su comienzo cómo ve la transformación de su poesía a través del tiempo?
Mi poesía no ha evolucionado mucho… No me disculpo, asumo: escribo al viejo estilo, con cierta rima, cierta métrica y cierto ritmo, poesía antigua, perimida. La aprendí así, la siento así, me sale así.

¿Usted considera que se nace o se hace escritor?
No generalizo: siento que nací para escribir. Escribir me salva de implosionar, me ha salvado de odios. Escribir me ha permitido elevarme en todo sentido.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor?
Responder a esto es afirmar que me siento capacitado para dar un consejo… Y el primer consejo es el más sencillo, elemental e ineludible: leer, leer mucho,
constantemente y variado. Me asquea la falsa modestia, por lo cual contaré esta anécdota: hace un tiempo, uno de los mejores escritores de la región me agradeció públicamente, me llamó “mi maestro”… Me puse todo colorado ante semejante homenaje… Luego pensé: los jóvenes se me acercan, me preguntan, me muestran qué están haciendo… Ya tengo asumido mi papel de maestro, palabra sagrada para mí. Y les digo a todos lo que aprendí, incluso algunas estrategias “mías” (aunque la pólvora ya fue inventada) que otros ocultarían “para no avivar giles”. He tenido varios maestros, puedo nombrar en particular a Estefanía Ragazzo, Alberto Carranza Fontanini y Nilda Carboni y hoy es mi orgullo transmitir algo de lo que me enseñaron.

¿Cómo ve el camino para editar?
La tecnología ha abaratado costos mas el problema sigue siendo el dinero... A los jóvenes les recomiendo que caminen, vayan con grupos editores, editoriales, que participen en concursos, que concurran a diarios, críticos literarios y demás, buscando la oportunidad para hacerse conocer, que evalúen su obra y publicar. También se puede escribir en espacios de Internet. Todo es válido para difundir su decir, no se limiten al “libro personal”, amplíen su horizonte, hoy se puede acceder hasta a editores en otros países…

¿Qué espera lograr desde la poesía?
Expresarme. Eso es todo. Sin embargo, para mi sorpresa, alguna persona me ha venido a felicitar y hasta a agradecer por un poema… Eso obliga al poeta a continuar diciendo cosas, pues hay un desconocido necesitando esas palabras.

¿Cuál es su libro de cabecera y qué libros recomienda leer?
No sé qué significa “libro de cabecera”… Ja, ja, en la cabecera de mi cama siempre hay como mínimo, cuatro libros que voy leyendo al mismo tiempo… Se me mezclan las historias, los personajes, me confundo “quién dijo qué”… Pero me encanta eso: una noche leo de este libro, a la noche siguiente de este otro… “Lectura cíclica”, diría yo, lectura circular… Y cuando estoy por terminar uno, ya me preocupa elegir cuál será su remplazante… No creo mucho en el concepto de “libro de cabecera”: sentiría que me he detenido, que no tengo curiosidad. Eso se puede esperar en un creyente religioso que basa sus actos y visión en la Biblia o el Corán, por ejemplo (y dicho con respeto), pero yo como lector y escritor, siempre estoy dispuesto a conocer nuevos libros, nuevos autores. Mi única exigencia es que sean entretenidos.

¿Utiliza los nuevos canales de difusión cibernética?
No. Mas no estoy opuesto a la tecnología: ocurre que trabajo muchas horas al día con una computadora, así que al finalizar la labor diaria no quiero ver una compu… Con nuevos formatos comunicacionales los escritores llegan a nuevos lectores, por lo cual deben ocupar esos espacios.

lunes, 25 de septiembre de 2017

INAUGURACIÓN DE 10 PLACAS POÉTICAS Y DE MICRORRELATOS EN PASEO MALVINAS, BACO Y ROMÁNTICO

Hemos invertido tiempo, vida y latidos de ilusión en la construcción de estas placas poéticas.

Paseo Romántico
Certámenes Internacionales de Poesía y Microrrelato “Pleamar”
·         Poesía “Cuando roza mi mano”, de Félix Loiácono 
·         Microrrelato “Luz de tango”, de Felicidad Batista
·         Poesía “Romántica pasajera” de Cristina Ferrero
·         Poesía “Amar es otra cosa” de Silvia Savall Pelegri
·         Poesía “Música malsana” de Damián Jerónimo Andreñuk


Paseo Baco
Certamen Internacional de Poesía en Honor al Vino
·         Poesía “Súplica” de Ana María Ortiz



Paseo de Malvinas
Certamen de Poesía y Microrrelato “Malvinas Ayer, Hoy y Siempre”
·         Poesía “Romance”, de Nélida Miriam Robledo
·         Microrrelato “Antífrasis”, de María de las Mercedes Azar
·         Microrrelato “Volvió”, de Janet García Centurión
        Reposición de placa dañada "Plegaria del soldado herido" de Mariel Farias
















Paseo Baco
Certamen Internacional de Poesía en Honor al Vino
·         Poesía “Súplica” deAna María Ortiz
Goya, Corrientes, Argentina



Nélida Miriam Robledo 
Palpala, Jujuy












SILVIA SAVALL
















sábado, 23 de septiembre de 2017

PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MICRORRELATO EN QUEQUEN

Realizado el sábado 23 de setiembre de 2017 en el Aula Magna de UNICEN Quequén con ponencias magistrales sobre microrrelatos a cargo de : 
José Rshaid, Guillermo Sturla y la Española Felicidad Batista
Evento declarado de Interés Municipal por el Honorable Concejo Deliberante del Partido de Necochea - Expediente H.C.D N° 20797 Letra K, Expediente D.E. N° 4908/17 Decreto N° 3309/17

Evento declarado de Interés Cultural Nacional por el Ministerio de Cultura de la Nación Argentina - Poder Ejecutivo Nacional - Resolución - 2017- 07335259 - APM - DMED -MCD 
Alejandro Pablo Avelluto Ministro de Cultura 








 José Rshaid (De la Cabeza) 
Ponencia Magistral sobre como elaborar un Microrrelato
y presentación de su último libro Brestiario




                            Carlos Alberto Bonserio - Patricia Fourmentel
                             (CENTRO CULTURAL KEMKEM)







FELICIDAD BATISTA (España) 
Ponencia Magistral sobre la Historia del Microrrelato 
y Presentación de su nuevo libro Relatos de la Patagonia


ABELARDO LOPEZ 
( Tesorero del CENTRO CULTURAL KEMKEM)





SHEIKA ACOSTA ANZALONE 
Presentación de su libro Erotismo Obrero


JOSE LUIS BORNEO



NELIDA MIRIAM ROBLEDO (PALPALA, JUJUY)


SILVIA CARRAZONE(SAN SALVADO, JUJUY)

MERCEDES SIMON (HUMAHUACA, JUJUY)

ANA MARIA ORTIZ ( GOYA, CORRIENTES)


GLORIA SUAREZ (QUEQUEN)


HECTOR DANIEL PACHECO (NECOCHEA)

PROFESOR EMÉRITO GUILLERMO STURLA
CLASE MAGISTRAL SOBRE MICRORRELATOS






DIEGO LOPEZ RODRIGUEZ 
(Secretario de Gobierno Partido Necochea)


BANDERAS ESPAÑOLA, ARGENTINA Y CANARIAS 





jueves, 24 de agosto de 2017

DECLARACIÓN DE INTERÉS CULTURAL NACIONAL DE NUESTROS CERTÁMENES Y ENCUENTROS LITERARIOS POR EL MINISTERIO DE CULTURA NACIONAL , AQUÍ PUEDEN LEER LA RESOLUCIÓN CORRESPONDIENTE RESOL- 2017- 07335259- APM- DMED - MC

EN RECONOCIMIENTO A NUESTRA LARGA TRAYECTORIA ORGANIZANDO CERTÁMENES LITERARIOS, EL MINISTERIO DE CULTURA DE LA NACIÓN ARGENTINA A CARGO DEL LIC. ALEJANDRO PABLO AVELLUTO, HA DECLARADO DE INTERÉS CULTURAL TODOS NUESTROS CERTÁMENES Y ENCUENTROS QUE SE REALIZAN ENTRE SEPTIEMBRE Y NOVIEMBRE DE 2017 . COMO PARTES DE LA COMUNIDAD DE  QUEQUÉN NECOCHEA Y  MIEMBROS DEL CENTRO CULTURAL KEMKEM ES UN ORGULLO TAMAÑA DISTINCIÓN.
Carlos Alberto Bonserio Carlomagno- Abelardo Ezequiel Lopez - Adela Disteffano- Miguel Ángel Rodríguez- Teresa Robles - Andrea Ricabarra  




domingo, 20 de agosto de 2017

EL NECOCHENSE GUSTAVO GARCIA OBTUVO EL 2° PREMIO CERTAMEN INTERNACIONAL DE MICRORRELATOS A DIEGO ARMANDO MARADONA

¿QUE SI LO EXTRAÑO?


Claro que lo extraño. Ahora que estoy aquí juntando polvo no hago más que recordarlo. No voy a decir nada nuevo, él era distinto. Nadie lo conoció como yo. Impredecible, letal. Nos entendíamos a la perfección. Posaba su mirada sobre la pelota y yo ya sabía lo que iba a ocurrir. Casi nunca fallamos. Yo estuve con él en el Azteca y lo acompañé en su despedida en la Bombonera. A veces sueño con que regresa. Lo sé, es en vano. ¿Qué cual es mi nombre? Disculpe la irreverencia. Soy el botín zurdo de Maradona.







Autor: Gustavo Fabian Garcia



NECOCHEA Y CABA.
BIOGRAFÍA

Soy periodista y trabajo en la sección Economía del diario La Prensa y en la revista Fortuna, de editorial Perfil. Nací en Necochea, adonde regreso de manera permanente para visitar a mi familia. Asistí a la escuela primaria número 1 General Manuel Belgrano y luego realicé mis estudios secundarios en el Colegio Nacional. A los 18 años me trasladé a La Plata, donde me gradué como licenciado en Comunicación Social en la UNLP. Hace 20 años que vivo en Buenos Aires, estoy casado y tengo dos hijos: Ignacio, de 9 años; y Rosario, de 4.